Escrito esta: El mayor espectáculo de la historia – Ptr. Robert Costa

A Dios le debe gustar lo espectacular. Él despliega sus colores a través del cielo vespertino creando una belleza incomparable. Hace del mar un espejo para reflejar las maravillas de su trono. Hace las calles de oro en vez de pavimento. Llama al viento con relámpagos y con címbalos de trueno para que sean su overtura. Tiene más galaxias que las que una computadora puede contar. Y deja un espacio vacío para fuegos artificiales para su placer y el nuestro. Pero el mayor de los espectáculos es el que toma lugar en el corazón humano en sus días más oscuros. Entonces es cuando comienza a planificar un final espectacular al cual llamamos el fin del tiempo, el cual ha estado anhelando desde hace mucho tiempo.

(Visitado 6 tiempos, 1 visitas hoy)