No todo está perdido

Luis Franco, músico bohemio y orgulloso conoce una chica quién intentó llevarlo a Dios, en su afán de impresionar dio una ofrenda para un proyecto de radio. durante los siguientes años Luis volvió a la vida bohemia con más fuerza llevando sufrimiento y violencia a su familia a tal punto de negar a su hijo. Sumido en la desgracia la radio entra en su vida y al mismo tiempo el mensaje de Dios, lo que él no esperaba es que su ofrenda para la radio lo alcanzó a el mismo.

(Visitado 2 tiempos, 1 visitas hoy)